Sin categoría

Identificando el cielo

El pasado 14 de julio, en una escapada familiar a la Vall de Núria, me llevé una alegría como pocas veces, una de las noches en un cielo despejado, sin nubes y con poca humedad observé un cielo con tal cantidad de estrellas como no había visto antes y pude realizar la fotografia que ya llevaba planificada des de casa. La fotografía como tal ya la publiqué no hace mucho en una entrada titulada  Vía Láctea sobre la Vall de Núria.

Efectivamente, la planificación que hice en casa con PhotoPills (app hiper recomendada para planificación fotográfica), fue acertada:

 

Y una vez en el lugar simplemente, usando la realidad aumentada comprobé que el encuadre que tenía en mente era viable porqué quería fotografiar el centro galáctico y no sabía si la forma de V que dejaban las montañas sería un buen lugar para poderlo enmarcar o si por el contrario lo taparían.

 

 

Tal y como se puede ver a las 23:13 del día 13 de julio se podrían dar la condiciones aunque luego realmente la climatología hizo de las suyas y como en montaña es muy variable esa noche pasó de todo, se encapotó el cielo al 100%, 30 minutos más tarde se puso a llover, mirando la aplicación Windy para ver la evolución de las nubes (que por cierto que comprobé que a previsión corta de tiempo es muy fiable) y daba momentos de mucha nubosidad, otros de apenas… así que aguanté el pequeño chaparrón (si hubiese sido fuerte hubiese tenido que plegar) y para adelante!

Ya previamente sobre las 9 y algo, todavía con luz, puse la cámara donde quería, busqué el encuadre, enfoque manual a hiperfocal (ayudado con Photopills, ya os digo que realmente es genial). Os muestro una foto con el móvil para que os hagáis una idea:

 

 

Finalmente y aunque pude tomar fotos de la Vía Láctea con su centro, la mejor noche fue la siguiente, la del 14 de julio, una noche completamente clara y sin nubes. Luego en casa y por inquietudes que realmente van evolucionando del aprendizaje de la propia fotografía me he entretenido a identificar diferentes estrellas y a dibujar algunas constelaciones con la ayuda de Stellarium, simplemente poniendo las coordenadas del sitio, la altitud, el día y la hora. En esta captura de pantalla del ordenador podéis ver lo que el programa me indicaba que se veía en aquella noche tan estrellada. No sé si algún virtuoso de al astronomía estará leyendo esta humilde entrada (seguramente puede que le parezca poca cosa o con poca “chicha”) pero yo con tal cantidad de estrellas y mi gran ignorancia al respecto soy totalmente incapaz de identificar nada a simple vista, ni con la cámara y mucho menos orientarme para saber que estoy viendo (limitaciones personales). Así que fotografío y luego en casa tranquilamente busco, identifico y dibujo, un trabajo de chinos por el tiempo que necesito para hacerlo pero cuando consigo resultados la verdad es que me llena.

 

 

Y ésta es la fotografía con las constelaciones identificadas:

 

 

Como se puede observar las constelaciones están dibujadas en azul y las estrellas que conforman los vértices del dibujo están redondeadas en rojo. Básicamente se pueden ver las constelaciones de sagitario, escudo, cisne, parte de sageta y parte de serpiente (ofiuco).

También pude identificar algunos objetos de cielo profundo (pocos), marcados en verde, como  cúmulos (clusters) de estrellas y nebulosas. Obviamente falta que estén bien identificados pero por el momento creo haber identificado el cúmulo de ptolomeo, el de la mariposa, el cúmulo del tridente de Poseidón, la nebulosa del lago (de la laguna), la nebulosa Trífida y la nebulosa Omega. Todos estos nombre no me los sé ni mucho menos, simplemente iba buscando las posiciones y Stellarium los iba identificando.

Como ya dije antes, nunca me había fijado en los objetos de cielo profundo y me siento muy satisfecho de haber podido fotografiarlos.

También se podía ver Saturno, es ese punto brillante redondeado en verde en el brazo superior de Sagitario (que por cierto también llaman la tetera porque si le quitas los brazos el dibujo del cuerpo recuerda a una tetera). También estaba Júpiter pero me quedó fuera del encuadre y ahora no recuerdo si tapado o no por la montaña de la derecha de la imagen.

También hice una larga exposición para sacar un poco de trazas de estrellas aunque la verdad es que el máximo tiempo de exposición que me dio era de 14 minutos y 30 segundos (hice una conversión rápida con Photopills sobre qué tiempo de exposición necesitaba para f/2,8 e ISO 100 si para f/2,8 e ISO 6400 necesité 15 s). No me acaban de gustar estas largas exposiciones cuando tenemos la Vía Láctea en el cielo pues se queda una imagen borrosa (lógico por el movimiento de la bóveda celeste, bueno de la Tierra, que es lo que aprovechamos para el trazo de las estrellas) que no me acaba de parecer estética.

 

 

Lo que si me “alucina” son los colores de las estrellas. La línea discontinua que se ve saliendo de la diagonal no fue intencionada, seguramente fue un avión de los muchos que me fijé que había a esas horas de la noche.

Bueno, pues creo que me ha quedado una de las entradas más completas de las que he hecho hasta ahora en el blog. Espero que os haya gustado y la hayáis disfrutado tanto como yo. Si veis incorrecciones no dudéis en decirlo en los comentarios.

Un saludo!

 

Review de producto: fotolibro de Saal Digital

Hace tiempo que quería probar alternativas a los típicos fotolibros, fotoálbums o álbumes digitales, llamadles como queráis. No acababa de estar contento con los resultados obtenidos hasta ahora. En algunos casos las impresiones eran “correctas”, pero sin pretensiones. En otras, habían fallos porque la maquinaria usada para la impresión se iba mucho de lo que se veía en una pantalla calibrada, en donde el procesado se había cuidado con mimo. En algunas ocasiones se iba tanto que las imágenes que me llegaban impresas eran grisáceas y mortecinas.

La experiencia es un grado, así que después de sucederme ese apagamiento en colores y tonos medios, y para evitarlo, aprendí la lección de pedir los perfiles ICC de salida de la maquinaria que haría los fotolibros. Algunas empresas las enviaban bajo petición expresa pero no los podías encontrar en su web (los perfiles ICC) porque se escudaban en que “sus servicios eran para aficionados a la fotografía” (imagino que con ello no querían decir realmente aficionados serios o avanzados sino más bien aquellos que hacen fotos casuales o de vacaciones por el mero recuerdo sin más pretensiones), en algún otro laboratorio incluso el comercial de atención al cliente no tenía ni idea de lo que era un perfil ICC… Así que he ido dando tumbos de un laboratorio a otro, arriesgándome a hacer alguna prueba en alguno y negándome en redondo con otros.

Sí, soy muy “tiquismiquis” con los revelados de mis fotografías tanto los que hago en álbumes como las que revelo en papel a tamaño de 30×20 o superior. ¿Y no es lógico?.

Si procuro cuidar el proceso de captura y de revelado en un monitor calibrado y dedicado para fotografía que permite la interpretación del 95%  (o 98%, lo digo de memoria) del espacio de color Adobe RGB (aunque el módulo de revelado de LR usa el espacio de color Prophoto, más amplio que el Adobe RGB) qué menos que pretender que esos resultados se reflejen el el posterior revelado. ¿Sino para que dedicar tanto tiempo en controlar el proceso?

A través de facebook me puse en contacto con Saal Digital que me permitió hacer una prueba de producto de su álbum digital y que detallo a continuación.

SaalDgital_Photoalbum

Leer más»

Gullfoss

Gullfoss es una de las cascadas más visitada de Islandia y de las más espectaculares, aunque para mi gusto aún las hay más. Situada en la ruta que se conoce como Golden Circle (o círculo dorado) junto con Geysir (del que ya os hablaré en una próxima entrada) es prácticamente una parada obligada para los que van a ese fantástico país, al menos si se visita por primera vez.

_MG_6964

 

Fijaos como en la imagen se puede ver la magnificencia de esta cascada comparándola con la escala humana de los visitantes que se ven en la izquierda de la imagen, que, todo dicho sea de paso, se arriesgaron mucho puesto que el camino estaba cerrado por una cadena por riesgo de resbalones y caídas al estar todo helado. Al haber llovido en los días anteriores toda la nieve se convirtió en hielo y se hacía casi indispensable el uso de crampones o derivados. Nosotros no llevábamos por lo que nos movíamos de forma torpe y lenta con mucho cuidado de no resbalar para no llevarnos un mal golpe o rompernos algo. No fue nada cómodo.

Además el parking estaba encharcado de agua de las constantes lluvias y al bajar del coche de alquiler (por cierto, un Dacia Duster) teníamos agua hasta los tobillos. Suerte de las botas de caminar y los pantalones que repelían el agua.

La imagen anterior está tomada desde el mirador superior. Más tarde bajamos al de más abajo y pude hacer esta otra:

Leer más»

Reynisdrangar: los Trolls de Vik

Cuenta la leyenda popular que, en la localidad de Vik í Myrdal (al sur de Islandia) dos Trolls pretendían arrastrar un barco hasta la orilla para hacerlo encallar pero la providencia hizo que no tuviesen tiempo para acometer su fechoría de encallar el barco y al salir el Sol quedaron petrificados.

En esta ocasión estuvimos esperando a ver si el efecto era reversible y al ponerse el Sol se volvían a transformar en Trolls, pero no fue así.

 

_MG_5757

Una cosa que no he dicho es que supuestamente el barco también quedó petrificado. En esta foto ya se puede apreciar, y en la siguiente que os muestro, aún más, que solo se ve uno de los Trolls (el de más a la punta derecha) ya que el otro queda escondido detrás de este y la formación rocosa que se ve con tres puntas es un barco de 3 mástiles. Más de cerca y unos minutos más tarde con la puesta de Sol ya extinguiéndose…

Leer más»

Skógarfoss

Skógarfoss es una de las cascadas (hay muchas) de la parte sur de Islandia, con una anchura de unos 25 metros y una caída de aproximadamente 60 metros de altura es espectacular visitarla tanto en invierno como en verano y un lugar de peregrinación de fotógrafos y amantes de la naturaleza.

Nosotros tuvimos la suerte de ser de los primeros en llegar ese día pero como que no nevó por la noche aún se podían ver las huellas de días anteriores de los fotógrafos y trípodes que visitaron la cascada.

_MG_5497

No me preguntéis encima de qué placa de hielo estaba subido… pero hacía crec, crec, crec…  Son riesgos medidos y asumidos pero riesgos al fin y al cabo. Ese día fue tal vez la salida de sol más bonita de todos los días que estuvimos y tiñó la nieve de un rosado que duró bastantes minutos y que me pareció una atmósfera surrealista, como un sueño.

Os dejo otra versión momentos después, con otro encuadre, para que valoréis como cambia el punto de vista.

Leer más»

Playa del Jökulsárlón (y “making of”)

En esta tercera entrega voy a mostraros unas fotos que tomé en la destinación por excelencia de los fotógrafos de naturaleza cuando van a Islandia, la playa del Jökulsárlón y sus hielos. Además voy a completar la entrada con algunas fotos y un pequeño video a modo de “making of”. ¿Empezamos?

La playa del Jökulsárlón está situada al otro lado de la carretera de donde está el propio lago Jökulsárlón. Este lago tiene salida al océano por lo que se trata de un lago de agua salobre, es decir, mezcla de agua dulce proveniente del galciar Vatnajökull y agua salada del propio océano Atlántico. Las temperaturas del agua son muy bajas por lo que caerse al agua implica que en muy pocos minutos se entra en un estado de hipotermia.

En dicho lago se acumulan trozos de bloques de hielo desprendidos del glaciar con lo que hay icebergs flotando, esto implica que con el tiempo salen al Atlántico y alguno de ellos son empujados por las olas a la playa donde son varados en la arena aunque no por mucho tiempo.

Pudimos ir dos mañanas a primera hora. El primer día aunque había un frente de nubes bajas en el horizonte si pudimos disfrutar de una tímida salida de Sol.

_MG_5821

_MG_5840

La primera mañana que estuvimos fui bastante cauto, la segunda mañana arriesgué más con el agua…

Leer más»

Otoño en el Col de l’Ouillat (II)

Sigo con esta segunda y última entrada de lo que dio de si el fin de semana pasado en el Col de l’Ouillat. Seguramente después de una semana, y las lluvias que están cayendo ya no deben de quedar apenas hojas en los árboles. Este es el espectáculo de tonos y colores que pudimos disfrutar ese día:

_MG_3848

La niebla se dejó caer pero no demasiado tal y como se puede apreciar en la siguiente fotografía…

Leer más»

Segundo premio en el XV Concurs Fotogràfic de l’Albera

El pasado viernes 31 de octubre a las 19 horas se entregaron los premios del XV Concurs Fotogràfic de l’Albera, organizado por el ayuntamiento de La Jonquera, cuyo tema principal es precisamente el del macizo de la Albera.  Esta vez, como en la pasada edición de 2010, obtuve un segundo premio con una foto que ya os mostré en su día en el blog.

_MG_7128

Además del segundo premio también obtuvo el premio a la votación popular.

IMG_4775

En la siguiente fotografía de derecha a izquierda estamos: Miquel Pons (1er premio), yo (2º premio y premio votación popular), Jordi Cabezas (3er premio y accésit Jonquerenc), y parte del jurado junto a la alcaldesa.

Leer más»

Neottia nidus-avis

Después de que un pico de trabajo durante este mes de junio me haya tenido algo apartado del blog, retomo la publicación con más fuerza aún si cabe.

En esta ocasión os muestro una salida de mediados de mayo con Albert Vilardell en la que nos encontramos este ejemplar de Neottia nidus-avis.  Aunque a primera vista no lo parezca se trata de una orquídea que suele florecer entre mayo y agosto.

_MG_0960

Este otro espécimen fue del mismo día, y de hecho lo fotografié antes que el primero, y aunque me costó algo más tener un fondo limpio y sin haber logrado que sea homogéneo me parece que refleja bien el ambiente de su hábitat.

_MG_0917

En las siguientes dos imágenes os mostraré la relación entre tamaño real y tamaño aparente de la planta comparándolo con otros sujetos…

Leer más»

Siglos de historia

Ya lo he dicho en multitud de ocasiones, una de las cosas que me gusta de la fotografía es que como tengas un mínimo de curiosidad intentas ahondar en conocimientos sobre lo que estas fotografiando aunque sea simplemente para saber que es y cual es su historia. Dicho de otra forma se une la fotografía y la cultura en un mismo acto (aunque muchas veces la identificación o investigación de la historia se produzca después).

Además en este caso también estaba practicando, junto con un grupo de amigos, técnicas de fotografía nocturna.

Esta sesión se remonta a unas 3 semanas después de la que os mostré en la entrada anterior y la idea era fotografiar la Vía Láctea usando también como fondo el monasterio benedictino de St Quirze de Colera (en castellano St Quirico de Colera, pero nadie lo conoce por ese nombre) que data del s VIII o IX y que están restaurando (en la parte inferior izquierda se puede ver un trozo de andamio que no quedó del todo disimulado en mi posición). Por tanto en este caso hubo que hacer unas cuantas pruebas de iluminación con linterna ya que el monasterio por la noche queda prácticamente a oscuras.

_MG_6727

Veréis que las hojas de los árboles iluminados parecen una masa uniforme. Esto se debe a que ese día hacía mucho viento y han quedado algo difuminadas por el propio movimiento.

Antes de dar por acabada la sesión en el lugar me apetecía probar a hacer una circumpolar por primera vez…

Leer más»

This site is protected by wp-copyrightpro.com