¿Corregir perspectivas o no?

Buenas!

Hoy es de esas entradas que seguramente no tengan ninguna respuesta o mejor dicho, que no tenga ninguna verdad que se pueda considerar absoluta. Cada cual cuando procesa las fotografías lo hace a su manera y gusto y una de las cosas que puede decidir hacer es corregir las deformaciones de las verticales producidas por la perspectiva o no hacerlo.

En mi caso, debo reconocer que me gusta corregirlas. Me gusta que las verticales sean verticales y que las horizontales sean horizontales. Es superior a mi y seguramente ese tipo de foto corregida quede algo más “artificial” si está perfecta que si tiene las líneas menos corregidas. No voy a decir sin corregir porque las deformaciones de algunos gran angulares sobre edificios en primer plano realmente me molestan pero entre todo “perfectamente corregido” y no hacer nada seguro que hay algun punto intermedio donde buscar un compromiso.

Os muestro un ejemplo de una misma foto, de la sesión de la circumpolar que publiqué el fin de semana pasado, pero que descarté para apilar por la nubosidad que se mostraba. En la primera la perspectiva está totalmente corregida y en la segunda no.

 

 

El problema de corregir las perspectiva es que tienes que preveerlo porque hay que recortar la imagen en mayor o menor grado y como no lo tengas en cuenta puedes quedarte sin línea de suelo, cortando algun sujeto importante del encuadre…

 

En el caso de la foto de la circumpolar hubo un compromiso precisamente el factor limitante fue la circumpolar creada ya que en caso de corregir las perspectivas de forma drástica, las trayectorias circulares se convertían en elípticas afeando sobremanera la imagen y dándole un aspecto muy poco agradable.