Eclipse parcial de luna

El pasado martes, 16 de julio, pudo verse en el hemisferio norte un eclipse parcial de luna. Eso sí, en aquellas zonas en las que la meteorología lo permitió puesto que la previsión era que el cielo estuviese cubierto en muchas zonas.

Tuvimos la gran suerte que la previsión nos indicaba que los cielos se cubrirían más allá de medianoche, con lo cual podríamos ver el máximo del eclipse parcial. En la práctica ese máximo se produjo entre nubes y tuvimos que aprovechas los claros para ir fotografiando.

Os muestro dos fotografías. En esta primera se está produciendo el empiece del eclipse.

Recordad la Luna no emite luz propia sinó que nos refleja la luz que le llega del Sol. En un eclipse de Luna, la Tierra se interpone entre ésta y el Sol con lo que la Tierra proyecta su sombra hacia la Luna.

Si el eclipse de Luna es completo significa que la Tierra bloquea totalmente la luz del Sol porque está justo en la trayectoria en línea recta de ésta. La Luna queda oscura porque no puede reflejar una luz que no recibe. Si es un eclipse parcial, implica que la Tierra bloquea parcialmente esa luz y donde no le llega a la Luna no se refleja en su superficie y por tanto vemos zonas oscuras como en la fotografía siguiente en la que se produjo el máximo del eclipse parcial.

Por último os muestro una composición de 9 fotografías de la Luna desde que la empecé a fotografiar hasta una media hora después del máximo en que la parte en sombra de la Luna disminuye. Lamentablemente ya empezaban a haber demasiadas nubes y decidimos, también por la hora que era y no ser festivo, dejar la sesión ahí.

Esta ha sido la primera vez que he fotografiado un eclipse de forma progresiva con medios más o menos decentes Canon 7D (x1,6) + multiplicador x1,4 + 70-200 L IS USM a 200mm. Y aún así las fotografías tienen un recorte para conseguir una ampliación al 100%