Jökulsárlón en invierno

Que Islandia es un país que me tiene el corazón robado desde que lo visité por primera vez en verano de 2009 creo que ya no se le escapa a nadie de mi entorno. Lo que si es cierto es que conocía el país en verano y me apetecía mucho (y volvería) conocer la realidad y dureza del invierno islandés: sus paisajes, sus luces, el frío, cambios repentinos de tiempo, conducción en hielo con ruedas de tacos…

Si que es cierto que, Islandia, se ha convertido en destino turístico en auge tanto para fotógrafos como para amantes de la naturaleza. Nada comparado con 2009 donde podías campar a tus anchas libremente y difícilmente te encontrabas a nadie en las carreteras (y estoy hablando en verano!)

_MG_6048

El Jökulsárlón es un lago glaciar de aguas salobres ya que tiene desembocadura al océano Atlántico y parte del agua del lago proviene de él y otra parte del glaciar Vatnajökul. Cubre una área aproximada de unos 18 km cuadrados y una profundidad máxima de unos 200 metros.


_MG_6086

Una de mis dudas era si en invierno estaria totalmente cubierto de una capa de hielo y los pequeños icebergs varados pero aunque en el extremo más cercano al glaciar (más alejado de la desembocadura) si fue así, en la desembocadura si que se veían moverse los icebergs.

_MG_6110

Tuvimos la suerte de que el día anterior llovió y eso “limpió” los icebergs de la nieve que los cubría dejando un verdadero espectáculo de cristales de hielo azulado flotando. Importante no dejarse los crampones (o similar) porque todo el suelo nevado de días anteriores se vuelve hielo (nosotros no llevábamos y nos dimos algún que otro susto y patinazo, no volverá a pasar jajaja).

_MG_6566

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS