Orchis simia

¿Quién dijo que los días de lluvia no se puede salir a fotografiar? jejeje

Hace 15 días hubo un día muy lluvioso en los que el sentido común aconsejaba no salir si no se quería salir calado. Pero claro, el “sentido común” no es el más común de los sentidos, tanto es así que, efectivamente acabamos hasta arriba de agua (y nos olvidamos de llevarnos una muda seca. Lección aprendida para la próxima). También gozamos de momentos sin lluvias, una luz muy difusa y preciosas gotas en las plantas.

Este que os muestro es un precioso ejemplar de Orchis simia.

 

_MG_0879

La sorpresa vino luego…

Antes debo decir que me sorprendió bastante el aguante de la 5D Mark II y de las 7D. Ya sabíamos que estaban preparadas para aguantar condiciones no muy favorables pero la 5D Mark II y el objetivo 100 macro f/2,8 se pasaron toda la mañana y la mitad de la tarde sin protección para la lluvia y el único contratiempo que tuve fue que la conexión del mando disparador hacía el tonto con la humedad (no es el mando original sino uno de ebay de 25€ que hasta ahora siempre me ha servido bien y de hecho después de secarse funciona perfectamente).

¿Y cuál fue la sorpresa?

Pues que a media tarde, muy cerca de donde estábamos nos esperaba otra Orchis simia pero esta vez, apocromática albina!  No había visto ninguna antes.

_MG_0872

 EDITO: Hago una corrección con el término de la segunda orquídea. Se trata de una orquídea albina. La diferencia entre albina y apocromática es que albina significa ausencia total de color y por tanto se muestra blanca. Apocromática significa que los pigmentos de la orquídea están muy diluidos y/o predomina la clorofila (tonos muy verdosos).

Muchas gracias a Ricard Ribas por sugerirme la corrección en el grupo de facebook de “Orquídies, un món petit

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS