Playa del Jökulsárlón (y “making of”)

En esta tercera entrega voy a mostraros unas fotos que tomé en la destinación por excelencia de los fotógrafos de naturaleza cuando van a Islandia, la playa del Jökulsárlón y sus hielos. Además voy a completar la entrada con algunas fotos y un pequeño video a modo de “making of”. ¿Empezamos?

La playa del Jökulsárlón está situada al otro lado de la carretera de donde está el propio lago Jökulsárlón. Este lago tiene salida al océano por lo que se trata de un lago de agua salobre, es decir, mezcla de agua dulce proveniente del galciar Vatnajökull y agua salada del propio océano Atlántico. Las temperaturas del agua son muy bajas por lo que caerse al agua implica que en muy pocos minutos se entra en un estado de hipotermia.

En dicho lago se acumulan trozos de bloques de hielo desprendidos del glaciar con lo que hay icebergs flotando, esto implica que con el tiempo salen al Atlántico y alguno de ellos son empujados por las olas a la playa donde son varados en la arena aunque no por mucho tiempo.

Pudimos ir dos mañanas a primera hora. El primer día aunque había un frente de nubes bajas en el horizonte si pudimos disfrutar de una tímida salida de Sol.

_MG_5821

_MG_5840

La primera mañana que estuvimos fui bastante cauto, la segunda mañana arriesgué más con el agua…

Para que no todo sea vertical y en color os muestro esta foto del segundo día con un cielo bastante tapado y sin salida de sol, tan solo algo de claridad durante todo el día pero no demasiada. Eso si, una luz difusa muy bonita para fotografiar.

_MG_6438-Edit

Debo decir que en ese segundo día me mojé los dos pares de botas tanto las de caminar que me las cambié rápido y se pudieron secar porque no les entró demasiada agua, como las botas de agua que si que me entraron un par de golpes de ola fuertes (y yo que estaba muy cerca de la orilla) y estuve un buen rato con un palmo de agua en cada bota. Ese día el Atlántico estaba más embravecido y hacía viento cosa que propiciaba un oleaje más espectacular que el primer día (que tampoco estuvo el océano en calma precisamente).

Mi mujer, Gemma, se dedicó mientras estaba absorto en lo mío, a hacerme fotos al más puro estilo “making of”.

Vamos, “la fotógrafa que fotografiaba al fotógrafo haciendo fotos” jajaja

IMG_6305

Algunos me decían que estaba chalado, que arriesgaba demasiado la cámara y el objetivo con el salitre del agua. Tienen razón en parte. Me aseguré de clavar muy bien el trípode en la arena y que caray… ¿para eso es la cámara no? Si no la uso para intentar hacer las fotos que quiero en el destino elegido, ¿para que me sirve?. Vamos a ver, si fuese una cámara nueva recién comprada para antes del viaje… pero de hecho la cámara es una herramienta aunque yo no sea profesional de la fotografía y por tanto no la vaya a amortizar nunca.

En esta foto de Gemma, me pillo una de las olas, aunque la táctica era de disparar con el mando y salir pitando abandonando la cámara mientras yo huía del agua y ella se quedaba estoicamente cumpliendo su función. En la siguiente foto, el “fantasma” difuminado del lateral derecho, soy yo jejeje.

IMG_6309

Y ya para finalizar un pequeño video de 1 minuto 30 segundos para que os podáis hacer una idea del contexto.

Hasta la próxima entrada, gracias por pasaros!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS