Astrofotografía

Galaxia de Andrómeda

Como es más que evidente, en este mes que estoy algo más relajado laboralmente, he empezado a coquetear con algo a lo que, desde hace años le tenía muchas ganas. La astrofotografía.

Es todo un mucho y puede llegar a ser muy frustrante pero pasito a pasito, y eso sí, invirtiendo tiempo y ganas se van obteniendo tímidos progresos.

¡Quién me iba a decir a mí unos meses atrás que sería capaz de fotografiar una galaxia!

Y así ha sido, el pasado miércoles noche, madrugada del jueves 20 de agosto, sin muchas pretensiones puesto que solo pretendía probar y a sabiendas que estaba bajo un cielo en clasificación Bortle 5. Para los que no conozcáis la clasificación Borle en este enlace podéis ver una infografía.

Trípode, rótula Star adventurer, Canon 7D, 70 – 200 f/2,8 L IS a 200 mm, F/6,3 ISO400 para que me diera 75 segundos de exposición en cada fotografía (a foco manual y sin IS activado). Y… magia!

En total fueron 76 imágenes de 75 segundos de exposición cada una (más 30 darks, 20 bias y unos 20 flats) apilados y procesados en Pixinsight y acabados de procesar algo más en Lightroom. EL primer sorprendido fui yo por varios motivos: por las estructuras que se ven en la galaxia espiral de Andrómeda y porque se ven 2 galaxias más, una que esta encima de ella y otra que está en las inmediaciones. Obvaimente las distancias son relativas porque lo que vemos es la distancia aparente como si fuese un fondo 2D, cosa que no es verdad.

De hecho la galaxia de Andrómeda está a una distancia de 2,5 millones de años luz. ¿Sabéis qué significa?

Que si viajásemos, sin parar, a la velocidad de la luz en el vacío, es decir a unos 300000 km/s (trescientos mil km/s) tardaríamos 2,5 millones de años en llegar. Como dato interesante, Andrómeda se acerca a nosotros a una velocidad de uno 300 km/s como veis son datos de vértigo casi difíciles de comprender a nuestra pequeña escala humana.

Estas galaxias que os muestro estan catalogadas en el catálogo Messier. Messier fue un astónomo francés que se dedico a observar y recoger la localización de un compendio de objetos celestes (en el enlace anterior tenéis más explicación) de ahí que los objetos que aparecen en su catálogo se nombren con M y un número. En el caso que nos ocupa, la galaxia de Andrómeda es también conocida como M31, la galaxia que tiene encima, en la foto, se denomina M110 y la que se ve justo «debajo» es M32 (hasta donde mi incipiente conocimiento sobre el tema llega, creo que no tienen nombres propios). Lo que si es posible es encontrar estos mismos objetos en otros catálogos y por ello pueden tener también otros nombres usando uno u otro depende del catálogo al que se quiera hacer referencia e incluso deduzco que algunos se les conoce más por uno u otro nombre.

Aquí os muestro la misma imagen identificada:

De hecho la imagen anterior es un recorte de un encuadre mayor que también me gusta mucho. Encuadrar en el cielo oscuro sin montura GoTo me parece difícil. Yo lo hago con el móvil, usando la aplicación Stellarium y con método de prueba y error puesto que pocos milímetros arriba o abajo, izquierda o derecha puedes tener un encuadre muy lejano. De hecho me costó bastante encuadrar la galaxia y al final tampoco la obtuve como quería situada. Pero como estamos aprendiendo nos tendremos que conformar con estos métodos más rutinarios. Y eso con los objetos más o menos visibles. Con las nebulosa ya ni os cuento, en mi caso una odisea tengo que empezar a buscar constelaciones y afinar muy bien en las estrellas que las definen para intentar encuadrar (una vez más quien tenga monturas GoTo con posiciones memorizadas todo eso que se ahorra).

Y esto es todo por esta entrada. Ya tengo pensado algún que otro objeto de cielo profundo que sea interesante y más o menos fácil para empezar (tengo que buscar más). Eso sí, el blog no se va a especializar en astrofotografía, voy a continuar con la fotografía de naturaleza y la que haga en mis viajes (si es que la dichosa situación Covid se acaba resolviendo con los años). De momento aún me quedan muchos archivos de Escocia por procesar.

Nos leemos y muchas gracias por pasar!

Nebulosas del Corazón y del Alma

A estas alturas, negar que me siento intrigado y muy curioso con el cielo nocturno no creo que sorprenda a nadie. Ya van unas cuantas fotografías de la Vía Láctea en estos años y también algunos paisajes nocturnos donde he aprovechado para identificar estrellas y constelaciones.

Lo que no me había atrevido hasta ahora era introducirme en la astrofotografia. Nadie se vaya a pensar que voy equipado para fotografiar cualquier cosa! Pero si que me atraen mucho los objetos de cielo profundo y me gustaria dar el paso hacia la astrofotografía más seria, pero poco a poco. De momento aprovecho mi equipo fotográfico (cámara + objetivo + trípode) aunque sí que uso una rótula que permite hacer seguimiento estelar. Concretamente una Skywatcher Star Adventurer (versión astrofoto).

Con ella he hecho dos sesiones más o menos serias, la primera casi mejor olvidarla porque fue muy frustrante como todo aquello que se aprende y se practica por primera vez. Esta segunda sesión ha sido algo más productiva.

Lo que se ve en la imagen és un buen montón de estrellas, miles de hecho aunque a simple vista y en cielo de clase Bortle 5 no se puedan observar. El sensor de la cámara si puede.

La dos manchas rojas difuminadas son nebulosas y concretamente la de la parte superior es la nebulosa del Corazón y la de la parte infrerior la nebulosa del Alma.

Lo que se puede ver en la foto, además de las nebulosas son dos clusters (cúmulos) de estrellas, conocidos como NGC869 (h Persei) y NGC884 (X Persei). Si no estoy confundido también se les llama Mel 13 y Mel 14. Lo de NGC es un tipo de clasificación o catálogo (hay muchos tipos y todavía estoy muy verde y me pierdo).

La estrella más amarillenta y brillante de la parte inferior derecha es Miram, de la constelación de Perseo (justamente aproveché para ver algunas perseidas esa noche mientras registraba las imágenes) y tiene una magnitud aparente de 3.75. En realidad es una estrella doble aunque no se pueda apreciar (para estas informaciones os recomiendo que uséis Stellarium).

Para realizar la fotografía necesité 86 tomas de luz (fotos nocturnas de los sujetos) a 1minuto y 6 segundos de exposición con ISO 200 y f/5,6 tomada con una 5D Mk IV y el objetivo EF 70-200 L IS USM (sin el IS activado). Luego se tomaron 15 darks, 20 flats y 20 bias. Todo se procesó en Deep Sky Stacker, luego se pasó por PixInsight y finalmente la última corrección se hizo en Photosop.

A todo esto quiero dejar muy claro que aún estoy verde (casí fosforito 😉 en toma, orientación y procesado) espero poco a poco ir aprendiendo. Por lo pronto tengo mucha ilusión y curiosidad por aprender y descubrir.

Espero que os haya gustado esta entrada, algo diferente. Muchas gracias a tod@s por pasar!

Saludos.

This site is protected by wp-copyrightpro.com