Circumpolar

Anoche, a pesar de que las condiciones climatológicas no eran óptimas, las ganas pudieron más y salí a fotografiar rastros de estrellas. Realmente no sabía que tal saldría puesto que la única experiencia que tuve fue una única vez hará ya entre 2 y 3 años y no salió demasiado decente. A todo esto también pensaba que los largos periodos de poca actividad fotográfica podrían haber pasado factura a mis habilidades aunque realmente he comprobado que es como montar en bicicleta.

Antes de hacer la salida tocaba empaparse bien de la información de las diferentes app’s y programas para planificarla. Sin duda la estrella, como prácticamente siempre, Photopills. Tiene una barbaridad de posibilidades que no te las acabas y ni mucho menos he profundizado en todo lo que puede hacer el programa pero es cierto que su sección “academia” pone las cosas muy fáciles. Usé sobretodo la realidad aumentada noche, calendario lunar y la tabla de hiperfocal con su realidad aumentada.

Las aplicaciones que usé fueron, a parte de Photopills, Windy para mirar la nubosidad, Yr para la previsión meteorológica y la web lightpollutionmap.info para tener más o menos una idea aproximada de la contaminación lumínica que nos podemos encontrar en el enclave elegido.

Tuve repasar, para no tener problemas, el intervalómetro y solucionar las dudas que surgieran en casa y no en el campo. Y practicar por ejemplo para darme cuenta de que aunque las pruebas las haga en manual (M) al usar el modo Bulb tengo que comprobar que tengo puesta la apertura deseada porque en mi caso se guarda la última que se ha usado (de hecho de esto me di cuenta en el mismo momento de la sesión haciendo las pruebas de exposición).

Este fue el resultado de la sesión que tuvo que acabarse antes de lo deseado por que el cielo se acabó cubriendo.

 

Está claro que a simple vista la imagen tiene muchos defectos. El principal es que al haber cubrimiento de nubes y estas estar iluminadas se han visto en la escena con los rastros de estrellas superpuestos a estas como si las estrellas estuviesen debajo de las nubes que obviamente no es cierto. Esto es así porque la imagen no es fruto de una sola toma sinó de 20 tomas de 60s, f/2,8 i ISO 400 unidas con el programa StarStax. La idea inicial era de hacer 80 tomas pero se hicieron menos, unas 32 tomas y a partir de la 24 todo era una gran masa nubosa que cubría casi completamente el cielo. De esas 24 tuve que sacrificar 3 dos de las cuales por luz parásita de coches que usaban las largas y aunque la zona no es demasiado transitada alguno que otro había es por ello que hay algo de hueco entre los trazos de estrellas. Una única exposición me parecía muy osado, mucha probabilidad de ruido térmico en el sensor y muy poco control ante cualquier “instante” que no fuese deseado (coches, algun posible error mío por encender el móvil, la linterna…

Realmente salí muy satisfecho de la sesión, no sería una fotografía para ir a ningún lado pero ya es un pequeño avance en mi práctica sobre como hacer las circumpolares.

Hasta la próxima entrada que espero sea en breve.