Doble cúmulo abierto de Perseo

Introducción

La madrugada del 13 al 14 de agosto, después de una pequeña tregua con las nubes, y a pesar de estar inmersos en una ola de calor acompañada con polvo sahariano que enturbiaba la atmósfera, decidí salir a hacer alguna astrofotografía.

Realmente quería hacer varias cosas. Por un lado practicar una vez más en el montaje y desmontaje de la montura Eq6-R, por otro aprovechar para marcar las posiciones «Home» con rotulador permanente en la propia montura puesto que los aros verdes con las marcas, aunque tengan tornillos para fijarlos y que no rueden, acaban rodando en girar esta.

También quería probar un nuevo aliado que me hará más fácil la alineación a la polar, en este caso se trataba del Polemaster y eso a su vez me obligava a hacerlo con un ordenador por lo que me llevé un ultraportátil de 11″ que solía usar cuando viajaba (antes de la Covid). No es ninguna maravilla de ordenador puesto que tiene un chip, ya antiguo y de bajo rendimineto y la RAM son simplemente 2 GB, pero es muy portable.

Debo decir que soy un total paquete en hacer alineación a la polar a ojo con el introscopio de la montura y en cambio noté una mejora brutal al hacerlo con el Polemaster, y aunque por ser mi primera vez le tuve que dedicar un ratito, en 3 minutos se puede hacer una alineación muy precisa puesto que luego se comprueba la trayectoria circular del giro de una estrella cercana a Polaris.

Además quería intentar sacar alguna Perseida ya que la noche anterior fue el máximo, aunque en la noche de la salida se esperaban unos 180 meteoros/h sobre las 5 AM (ya os digo que yo no los vi por ningún lado). Así pues me puse a pensar qué objeto de cielo profundo podría ser el target de esa noche y consulté la web de Telescopius ya que suele hacer recomendaciones por las fechas en que lo miras y por la zona donde tienes configurada la ubicación. Las nebulosas, sin cámara modificada y sin filtro anticontaminación lumínica las descarté y me quedé con dos objetos muy cercanos que estaban en la constelación de Perseo, muy cerca del radiante de las Perseidas. Se trata del doble cúmulo abierto de Perseo: NGC869 y NGC884.

A pesar de comprobar el encuadre con Telescopius, me gusta ir luego a Stellarium y afinar más. Así pues seleccioné los datos del teleobjetivo que uso a 200mm (aún no tengo tubo refractor) y la cámara, la Canon 7D (APS-C) sin modificar.

Captura de pantalla de Stellarium

El cuadrado rojo indica la zona del encuadre elegido, en la siguiente captura los veréis más ampliado:

Captura de pantalla de Stellarium

El doble cúmulo de Perseo

Así pues monté todo, y con el mando Synscan dirigí la montura hacia mi objetivo. Debo decir que no hice alineación a 2 ni a 3 estrellas y me fié 100% del Polemaster. El objeto cayó dentro del encuadre a 200mm pero no en el centro de este. Supongo que sería buena idea hacer esa alineación previa pero como no dispongo de tubo guía tampoco lo puedo usar como buscador así que por el momento lo hago a «ojo de buen cubero». Más adelante intentaré ir afinando más, con los meses o los años.

La imagen obtenida fue esta:

Cuando vi por la pantalla que se veia lo que quería fotografiar ya estuve contentísimo! Eso sí, no he contado que siempre anda Murphy haciendo de las suyas y a pesar que estuve haciendo pruebas en casa, la batería del ultraportátil se descargó, )yo pensé que estaba apagado) y tiene la mal sombra de que aunque lo enchufes a la corriente, como tenga un mínimo de un 30% cargado, no arranca. Así que tuve que esperar un buen rato cruzando los dedos para poder probar el Polemaster (con su correspondiente cabreo poniéndome ya en lo peor). El dia que pueda tener un sistema de guiado con PhD2Guiding, también tengo intención de usar este ordenador. Pero sigamos con la imagen.

La imagen está formada por:

  • 104 tomas Light a ISO 800 f/5,6 y 40s de exposición
  • 31 tomas dark (igual que las light pero con la tapa puesta y a la misma temperatura ambiente).
  • 25 tomas bias a ISO 800, f/5,6 y la máxima velocidad de la cámara (1/8000 s) con la tapa puesta.
  • 13 tomas flat a ISO 800, f/5,6 y 1,3 s de exposición usando una pantalla de las de calcar al mínimo de potencia y con 6 o 7 folios blancos para apantallar más la luz y llegar a sobrepasar el segundo de exposición.

Todo ello apilado con PixInsignt tanto de forma manual como con el WBPP 2.0 (el script automatizado) esta vez me dió mejor resultado el apilado manual puesto que me daba menos ruido tanto lumínico como sobretodo cromático. Aunque los gradientes eran horribles, supongo que por usar filtro anti CL, y me he tenido que pelear con el DBE e incluso en la fase del procesado no lineal usé StarNet para separar las estrellas y trabajar las dos capas por separados con histogramas, y curvas. Así en el fondo he podido minimizar estos gradientes.

Es un poco decepcionante porque me gustaría tener una buena imagen de base para trabajar en el procesado pero ya entiendo que con mi equipo actual y en Bortle 5 no le puedo pedir «peras al olmo».

NGC869 y NGC884

Ambos cúmulos abiertos se estima que tienen una edad parecida, unos 13 millones de años y se encuentran relativamente cerca, en comparación con la dimensión del universo observable, a unos 7600 años luz. Esto es, tardaríamos 7600 años en llegar si viajáramos a la velocidad de la luz (a 300000 km/s). Su supuesto descubridor fue el astrónomo, entre otras cosas porque ya sabéis que eran multidisciplinares, Hiparco de Nicea (o Hiparco de Rodas) hace unos 2200 años. NGC884 tiene una magnitud aparente (escala de brillo) de 3,8 mientras que NGC869 tiene una magnitud aparente de 5,3.

Curiosamente, y aunque ya de sobras conocidos estos cúmulos, Charles Messier no los incluyó en su catálogo aunque si se incluyeron más tarde en otros como los NGC y los C (los Cadwell).

Misma imagen pero resuelta (identificada) con los Scripts de PixInsight. En la anotación ha salido indicada la constelación de Casiopea pero ambos cúmulos estan situados en el «casco» de Perseo en la constelación del mismo nombre.

De rebote, y sin buscarlo expresamente, también sale en el encuadre NGC957. Se trata de un cúmulo abierto descubierto por John Herschel en 1831 y tiene una magnitud aparente de 7,6.

Y ahora que muestro esta imagen anotada me viene a la mente que tengo que mirar si es posible conectar la réflex al portátil para usar algun programa tipo N.I.N.A (gratuito y de código abierto) que permita (mediante otro programa) resolver lo que la cámara está viendo. De esa manera podría tener mayor certeza de que estoy en el encuadre correcto en el momento de las capturas y no solo por comparación visual entre la cámara y el Stellarium que tenia abierto al lado (una gran mejora frente a otras sesiones que lo miraba con el móvil y no lo veía tan bien).

Perseidas

Aunque en esta entrada os indicaba que más adelante os contaría un poco como me fue la noche con las Perseidas, creo – por la longitud de la entrada – que lo más pruedente es que os lo explique en otra entrada en un par de días.

Recomendación

Aunque no soy mucho de hacer este tipo de cosas en las entradas, hoy sí quería compartir con vosotr@s el canal de youtube y la web del Instituto de Física Teórica (de Madrid).

https://www.youtube.com/user/IFTMadrid

https://www.ift.uam-csic.es

Sobretodo me han gustado estos 2 vídeos que han publicado:

Buf, vaya tela, hoy me ha quedado una entrada un tanto larga. Espero, al menos, que os haya resultado amena.

Muchas gracias a tod@s por vuestro tiempo y sobretodo por haber llegado hasta aquí.

Hasta la próxima entrada!