Perseídas 2021

El pasado 13 de agosto, mismo día que la entrada anterior sobre el doble cúmulo de Perseo, intenté capturar también alguna Perseida.

Durante la toma de fotos del doble cúmulo, con una distancia focal de 200mm y más de 100 tomas, no obtuve ninguna Perseida en el encuadre. De hecho, si que vi Perseidas a «simple vista», todas fuera del encuadre. Eso sí, en casi 3 horas, tan solo avisté 3 o 4. Fue el día posterior al máximo pico pero me parecieron muy pocas igualmente. No sé si el hecho de que hubiese ola de calor con gran cantidad de polvo en suspensión ayudó a que solo se vieran realmente las más grandes (claro que el cielo Bortle 5 también debió tener alguna influencia).

Posteriormente, sin variar el encuadre, abrí la focal hasta 70mm (recordad que uso un teleobjetivo 70-200 pues no tengo todavía tubo refractor). Y… a pesar de realizar 182 fotografías, tan solo 1 entró en el encuadre en casi las 2 horas que estuvo funcionando la cámara (una dslr sin modificar ni refrigerar, por si alguien se lo pregunta).

Captura de pantalla de Stellarium con el encuadre aproximado. En el se puede ver el radiante de las Perseidas.

Y ésta es la fotografía con la única Perseida.

Aunque supongo que la gran mayoría de l@s que os pasais por aquí ya lo sabéis, las Perseidas no son más que partículas del comenta Swift-Tuttle (109P/Swift-Tuttle) que se desprenden de este durante su órbita alrededor del Sol. Estas partículas tienen del orden de milímetros y cuando nuestro planeta – la Tierra – barre su órbita, atraviesan nuestra atmósfera a unos 200000 km/h y en su rozamiento con ésta se desintegran, no sin antes emitir luz (la energía cinética se transforma en energía lumínica y calor). No tengo ni idea de la composición de estas partículas aunque de bien seguro mediante técnicas espectroscópicas (por el espectro de emisión de la luz visible) ya se haya estudiado.

El cometa fue descubierto en 1862 y volvió a ser visto en 1992. Se trata del perihelio de su órbita respecto a la Tierra, es decir su posición más cercana. Se estima que no volverá a estar en el perihelio respecto a nosotros hasta el 2126… ¿Qué me decís, organizamos una quedada para entonces? ¡Ánimo, solo son 105 años!

Simplemente por divertimento he creado un time-lapse con algunas imágenes y la de la Perseida:

Si el tiempo y las ganas acompañan, intentaremos las Gemínidas en diciembre… Tienen lugar a mediados de diciembre con radiante en la constelación de Géminis (de ahí su nombre) y las patículas que entran en nuestra atmósfera provienen del asteroide Faetón.Las Gemínidas, igual que las Perseidas, suelen ser las más notables de los meteoros que observamos periódicamente. Veremos…

Hasta la próxima entrada!