Costa de la isla de Skye (Escocia)

Después de visitar la magnífica localización del Old Man Storr, que ya os mostré en la entrada anterior (click AQUÍ), nos dirigimos hacia otra localización que en fotografía parecía prometedora. Me refiero al mirador de la cascada de Mealt Falls y los acantilados de Kilt Rock.

Si buscáis imágenes en Google Maps veréis que el parking tiene forma de lágrima con una misma entrada y salida. Realmente lo pasé mal para aparcar el vehículo con el que íbamos, una autocaravana, por la cantidad de vehículos que había, coches aparcados a ambos lados con un carril central muy pequeño para ambos sentidos de circulación (o coches que iban en el sentido que les salía de las narices), agujeros en el suelo de las ruedas girando en el barro, autobuses circulando al milímetro en zonas casi imposibles de maniobrar… una verdadera pesadilla. Se ve que en agosto está abarrotado.

Y después de todo esto para ver que era una zona vallada en forma de «U» o de «n» con un montón de personas en tan poco espacio casi codo con codo para poder hacer una fotografía y mucho palo selfie. Vamos, que me llevé el trípode pero ni siquiera pude plantarlo (ni me apeteció la verdad).

Los acantilados de Kilt Rock, como toda la costa de Skye en particular y de Escocia en general son muy bonitos y fotogénicos.

Acantilados de Kilt Rock

En cambio la cascada no me transmitió nada en especial, bueno sí, más bien decepción. No sé si fué por haber estado antes en el Old Man Storr o bien porque después de pasarlo tan mal en el parking y casi abortar la visita realmente me pareció que la localización no valía la pena y que en la realidad no justificaba lo que parecía en las fotos (más el ambiente de ajetreo y cantidad de gente que había en tan poco espacio). Juzgad vosotr@s mism@s la cascada.

Leer más»