Dunottar castle

El primer castillo escocés que visitamos por dentro fue el castillo de Dunottar. Aunque está en ruinas me impactó mucho por su ubicación. Realmente tiene una fuerza visual y compositiva fotográficamente hablando, brutal. Fue verlo en la distancia y mi mente empezó a despertar y a buscar encuadres y composiciones como hacía mucho tiempo que no me pasaba. Era un paisaje muy diferente a los que estoy acostumbrado en mi zona y eso siempre me me motiva y «alimenta» la avidez visual de buscar el mejor encuadre, la mejor posibilidad. Y lástima que no vivo por esas zonas porque también me pasaría una buena temporada buscando las mejores luces.

Como es de suponer por muy alejado que esté de una gran ciudad, en pleno mes de agosto hay gente por doquier que como yo nos dedicamos a recorrer Escocia para visitarlo. Cada uno con sus intenciones, las mías más fotográficas, otros tal vez más filantrópicas, otros gastronómicas y otros simplemente por salir de la rutina.

Leer más»